Antiparasitarios externos naturales para el entorno y el animal

En esta época del año debemos proteger a los animales frente a las infestaciones de ectoparásitos (parásitos externos como pulgas, garrapatas, ácaros, piojos, mosquitos, etc.). Para ello, vamos a elaborar dos sencillas lociones antiparasitarias, una para tratar el entorno, y otra para tratar al animal.

Para su elaboración utilizaremos materias primas naturales con propiedades insectífugas y parasiticidas.

¿Cómo actúan los aceites esenciales frente a los parásitos externos?

Todos los aceites esenciales que contienen fenoles, alcoholes y cetonas van a presentar una actividad antiparasitaria externa. También son efectivos aceites esenciales que contengan aldehídos, como el citral, citroneral, neral o cinamaldehidos, ésteres como el acetato de linalino, acetato de nerilo o acetato de geranilo, y de manera puntual alcoholes terpénicos, como el citronelol y/o terpenos como el camazuleno o el alcanfor.

El modo de acción es doble, por un lado, los fenoles aromáticos y los óxidos terpénicos, van a actuar sobre el sistema respiratorio del parásito creando una atmósfera inerte, y otro, moléculas aromáticas como los fenoles metil-éter, las cetonas terpénicas y las lactonas sesquiterpénicas actúan induciendo una parálisis y la consecuente muerte del parásito.

Los antiparasitarios convencionales actúan de manera muy similar, la ventaja es que estos preparados naturales no presentan la toxicidad, y por lo tanto, los efectos secundarios de los anteriores.

Así por ejemplo:

El aceite esencial de clavo (Eugenia claryophyllus) en una concentración del 0,5% es capaz de destruir una población de ácaros de la especie Psoroptes cuniculi (causante de la sarna auricular) en menos de 2 minutos.

Aceites esenciales que contienen 1,8 cineol son efectivos a la hora de erradicar Pediculus capitatus (piojos).

La aplicación de aceite de árbol del té (Melaleuca alternifolia) o pino (Pinus pinaster) sobre una garrapata son capaces de anestesiarla y facilitar su extracción sin peligro que ésta elimine sustancias tóxicas en el animal.

Utilizaremos aceites esenciales como:

Canela, clavo, tomillo linalol, cedro, citronela, eucalipto azul, geranio, árbol del té, espliego, menta, verbena, lemongrass, mirto y salvia.

Existen una gran diversidad de combinaciones de estos aceites esenciales y otras materias primas naturales que pueden cumplir este propósito. Aquí os muestro algunas de las posibles opciones.



Loción aromática antiparasitaria para el entorno:

Para 100 ml:

91% alcohol etanol 96º = 91 ml

5% aceite esencial árbol del té (Melaleuca alternifolia) = 5 ml

3% aceite esencial espliego (Lavandula aspic) = 3 ml

1% aceite esencial canela hoja (Cinnamomum verum) = 1 ml

Lo introducimos en un envase con vaporizador y lo pulverizamos sobre las superficies de riesgo que haya en el entorno: cama del animal, alfombras, sofá, suelos, etc.



Loción aromática antiparasitaria para el perro:

Para 100 ml:

1 % aceite esencial árbol del té (Melaleuca alternofolia) =1 ml (25 gotas)

1 % aceite esencial citronela ( (Cymbopogon nardus) =1 ml (25 gotas)

1 % aceite esencial verbena (Litsea citrata) o geranio (Perlagonium x asperum)=1 ml (25 gotas)

0,5 % aceite esencial canela hoja (Cinnamomum verum) = 0,5 ml (12 gotas)

30 % Hidrolato de lavanda (en su defecto agua destilada) = 25 ml

2 % vinagre de sidra o quassia = 2 ml

C.S. P 100 % Alcohol etanol 70º= 64,5 ml

Producto añadido a la lista de deseos

Este sitio utiliza cookies para su funcionamiento. Si continuas navegando aceptas su uso. Consulta la política de cookies y la política de privacidad.

WhatsApp