La tormenta inflamatoria es una de las secuelas importantes del COVID

Según estudios científicos recientemente publicados, algunos pacientes infectados por COVID-19 podrían responder con una tormenta inflamatoria con características similares a una sepsis bacteriana.

Sería muy interesante disponer de predictores de mal pronóstico para conocer quiénes son estos potenciales pacientes que podrían tener una peor evolución a largo plazo, porque realmente esto es lo que nos preocupa. ¿Si cojo el COVID, seré asintomático, cuánto me durará, tendré problemas de salud a largo plazo irreversibles?

Hace poco leía a una persona a la que sigo en redes @marisagalonso y hablaba sobre este problema. Esta tormenta inflamatoria, puede llegar a tener consecuencias vitales muy grandes en diferentes órganos a largo plazo. Cada vez se escucha más sobre el problema de las secuelas de este virus en pacientes que lo pasaron casi sin complicaciones aparentemente y me pareció una buena idea profundizar en ello.

Quería compartir este tema a quien le pueda ayudar, de hecho se hace una prueba Marisa, lo llama Covidinflamatorio. Es una analítica sencilla (plaquetas, dimero D, VSG, Proteína C, Ferritina, GPT y Vitamina D), pero que nos indica si el paciente sufre una infección aguda. Normalmente en el hospital sí que hacen esta analítica pero en el ambulatorio no, es una pena, pero quizá la saturación que tienen ahora mismo en atención primaria no ayuda mucho. Conociendo el perfil inflamatorio de una persona podríamos afinar un poco más y ayudar a prevenir algunas de las complicaciones de este coronavirus.

Aunque tengo una farmacia y no me gusta recomendar suplementos en exceso sino sólo cuando lo veo necesario, parece más que interesante por lo que he comentado que pacientes que hayan pasado COVID, tomaran una temporada dosis altas de Omega 3 de buena calidad (limpio de impurezas, exento de metales, origen de pescados pequeños, con extracción a bajas temperaturas y un grado alto de pureza)

La inflamación puede ser aguda o crónica, ya que puede durar meses o años, entre los factores de riesgo se encuentran la exposición prolongada a agentes contaminantes, la obesidad, la diabetes, déficits nutricionales como niveles bajos de Vitamina D, enfermedades autoinmunes, etc.

Estas enfermedades a su vez están relacionadas con la MICROBIOTA. Muchas de las personas con estos trastornos se ha visto que tienen una microbiota intestinal alterada. Este es otro campo apasionante y que nos encanta trabajar, pero del que os hablaré con detalle más adelante.

Por lo tanto mi recomendación es deporte, dejar de lado el estrés y basar nuestra alimentación en alimentos antiinflamatorios (brócoli, cebolla, frutas como manzana, granada, naranja, mango, piña, lino, semillas de chía, aceite de oliva, pescado azul, te verde, cúrcuma..), en breve igual nos animamos con algunas recetitas!!!!!!!

Como os he dicho otras veces deporte, alimentación, sol, relax y en función del caso algún suplemento de omega 3, vitamina C y Cúrcuma.

Comentarios (0)

No hay ningún comentario
Producto añadido a la lista de deseos

Este sitio utiliza cookies para su funcionamiento. Si continuas navegando aceptas su uso. Consulta la política de cookies y la política de privacidad.

WhatsApp